Acetaminofén

Article acetaminophen vicks active ingredients vicks

Acetaminofén

vicks-logo

¿Qué es el acetaminofén?

El acetaminofén, también abreviado como APAP en inglés, se denomina paracetamol en otros países. Es un analgésico seguro y efectivo que brinda beneficios a millones de consumidores. Existen alrededor de 600 productos que contienen acetaminofén, incluyendo productos para la tos o el resfriado y una combinación de analgésicos/ayudas para dormir. También es un ingrediente de muchos otros analgésicos que se venden con receta.

¿Qué relación tiene el acetaminofén con mi hígado?

El hígado ayuda a desintegrar y eliminar los químicos o medicamentos que ingresan al organismo. Demasiado acetaminofén puede sobrecargar la capacidad del hígado de procesar el medicamento de forma segura y eliminar los productos desintegrados. Bajo ciertas circunstancias, particularmente cuando se ingiere más acetaminofén que el recomendado en la etiqueta, se acumula una cantidad tóxica de producto desintegrado en el hígado lo que puede resultar en un daño serio.

¿Cuáles son los síntomas del daño hepático?

El acetaminofén puede provocar un daño hepático debido a la producción de un metabolito tóxico. El cuerpo elimina el acetaminofén al convertirlo en sustancias (metabolitos) que el cuerpo puede eliminar fácilmente en la orina o las heces. En ciertas circunstancias, particularmente cuando se ingiere más acetaminofén que el recomendado en la etiqueta, se producen más metabolitos dañinos de lo que el cuerpo puede eliminar fácilmente. Estos metabolitos dañinos pueden causar un serio daño hepático.Los indicios de toxicidad hepática aguda que pueden ser resultado de una sobredosis de acetaminofén, incluyen:

  • Náuseas o vómitos, a veces dentro de las primeras 12 a 24 horas de la ingesta

  • Dolor abdominal

  • Piel y ojos amarillentos, orina oscura, heces de color claro, y pérdida del apetito

  • Falla hepática

  • Pancreatitis

Los indicios pueden ser similares a los síntomas de la gripe y pueden pasar desapercibidos por varios días si crees que están relacionados a la gripe o el resfriado que posiblemente ya tengas. Además, es posible que se produzca un lapso de 12 a 24 horas sin síntomas, seguido de vómitos, dolor abdominal y otros síntomas de falla hepática.

Para evitar una sobredosis accidental, es muy importante que no tomes más de la dosis recomendada en la etiqueta. Además, no debes tomar acetaminofén por más días que los recomendados, ni tomar otro medicamento que contenga acetaminofén al mismo tiempo. Los consumidores deben saber que tomar más que la dosis recomendada no ofrecerá un mayor alivio.

Si crees que has tomado demasiado acetaminofén, ya sea porque tomaste demasiado de un medicamento o quizás porque tomaste otro producto que también tenía acetaminofén, llama a tu médico de inmediato. Los casos graves de enfermedades hepáticas pueden provocar confusión mental, estado de coma e incluso la muerte. Para obtener más información, visita www.fda.gov o llama al +1-888-INFOFDA (463-6332).

Si todavía no me siento bien, ¿puedo tomar más que la dosis recomendada?

Para evitar una sobredosis accidental, es muy importante que no tomes más de la dosis recomendada en la etiqueta del medicamento de venta libre. Además, no debes tomar acetaminofén por más días que los recomendados, ni tomar otro medicamento que contenga acetaminofén al mismo tiempo. Tomar más que la dosis recomendada no ofrecerá un mayor o más rápido alivio.

¿Puedo dárselo a mis hijos?

Los padres deben tener precaución cuando les suministran acetaminofén a sus hijos. Debes leer y seguir las instrucciones de la etiqueta cada vez que utilices un medicamento. Si tienes alguna consulta, solicita asesoría a un profesional de la salud. Para obtener más información, visita www.fda.gov o llama al 1-888-INFOFDA.

Para obtener más información, lee esta información sobre la seguridad de los medicamentos de venta libre.