Mantenga el medicamento fuera del alcance de los niños

MANTENGA EL MEDICAMENTO FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS
compartir

Mantenga el medicamento fuera del alcance de los niños

vicks-logo

Los niños saben cómo entrometerse en todo. Sin embargo, quizás no siempre pienses que lo que tienes en el botiquín pueda causarles daño. Es por eso que es fundamental que compres medicamentos con envase resistente a los niños. Y no se trata solo de lo que guardas en el botiquín: los niños curiosos husmearán bolsos, bolsillos de las chaquetas, carteras de mano, billeteras, guanteras y otros lugares en los que las personas suelen guardar sus medicamentos.

Tampoco puedes confiar en los paquetes resistentes a los niños. Para ayudar a que tu hijo no incurra en una sobredosis accidental, mantén los medicamentos fuera del alcance de los pequeños exploradores. Estos son algunos consejos útiles:

Guarda los medicamentos en un botiquín cerrado.

El lugar más seguro para guardar los medicamentos es fuera del alcance y de la vista de los niños. Puede ser un botiquín o armario alto que siempre esté cerrado con llav.

Utiliza tapas resistentes a los niños para una mayor seguridad.

Mantén el medicamento en su contenedor original.

No intercambies los contenedores de píldoras o líquidos, porque alguien podría confundirse de medicamento. Asimismo, nunca tomes un medicamento si el contenedor no tiene una etiqueta legible.

Nunca dejes medicamentos fuera de su envase.

Si recibes una llamada o tocan la puerta cuando estás tomando o dándole un medicamento a alguien, no dejes el contenedor por ahí. Tampoco dejes el medicamento en un lugar accesible, por más tentador que sea hacerlo cuando estás por tomar otra dosis pronto. Los niños actúan rápidamente, así que todo medicamento que se encuentre en un lugar accesible y sin supervisión, aunque sea por un momento, puede ser peligroso.

Desecha los medicamentos con cuidado.

No tires los medicamentos en el cubo de basura, ya que tu hijo podría husmear en la basura. En vez de ello, llama al farmacéutico y consulta sobre el programa de recolección local. Si debes descartar el medicamento, mantenlo en su contenedor original y colócale doble bolsa.

Nunca te refieras a los medicamentos como “dulces”.

Ayuda a tu hijo a comprender que los medicamentos son medicamentos. Siempre llámalos por su nombre.

Abre y guarda el medicamento primero.

Una botella de píldoras revestidas se parece a un frasco de dulces para un niño pequeño. Retira los medicamentos de las bolsas de compras antes de que tu niño curioso comience a investigar.

Productos relacionados